7 may. 2018

Salmo 80 Solemne revocación de la alianza

Resultado de imagen de vistas bosques

Salmo 80

Solemne revocación de la alianza


Aclamad a Dios, nuestra fuerza; 
dad vítores al Dios de Jacob: 

acompañad, tocad los panderos, 
las cítaras templadas y las arpas; 
tocad la trompeta por la luna nueva, 
por la luna llena, que es nuestra fiesta. 

Porque es una ley de Israel, 
un precepto del Dios de Jacob, 
una norma establecida por José 
al salir de Egipto. 

Oigo un lenguaje desconocido: 
"retiré sus hombros de la carga, 
y sus manos dejaron la espuerta. 

Clamaste en la aflicción, y te libré, 
te respondí oculto entre los truenos, 
te puse a prueba junto a la fuente de Meribá. 

Escucha, pueblo mío, doy testimonio contra ti; 
¡ojalá me escuchases Israel! 

No tendrás un dios extraño, 
no adorarás un dios extranjero; 
yo soy el Señor, Dios tuyo, 
que saqué del país de Egipto; 
abre la boca que te la llene". 

Pero mi pueblo no escuchó mi voz, 
Israel no quiso obedecer: 
los entregué a su corazón obstinado, 
para que anduviesen según sus antojos. 

¡Ojalá me escuchase mi pueblo 
y caminase Israel por mi camino!: 
en un momento humillaría a sus enemigos 
y volvería mi mano contra sus adversarios; 

Los que aborrecen al Señor te adularían, 
y su suerte quedaría fijada; 
te alimentaría con flor de harina, 
te saciaría con miel silvestre. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario