25 feb. 2015

"Se convirtieron respondiendo a la predicación de Jonás, y aquí tenéis a alguien más que Jonás"




San Clemente de Alejandría (150-c. 215), teólogo
Protréptico, c. 10

"Se convirtieron respondiendo a la predicación de Jonás, y aquí tenéis a alguien más que Jonás"

Arrepintámonos; convirtámonos de la ignorancia al verdadero conocimiento, de la locura a la prudencia, de la injusticia a la justicia, de la impiedad a Dios. Son numerosos los bienes que se desprenden de ahí, como Dios mismo lo dice en Isaías: “La herencia es de los siervos del Señor” (54,17). No el oro ni la plata, ni lo que roe la polilla y los ladrones lo roban (Mt 6,19), sino el inestimable tesoro de la salvación... Es este el testamento que pone en nuestras manos el testamento eterno por el cual Dios nos asegura sus dones. Este Padre que nos ama tiernamente no cesa de exhortarnos, de educarnos, de amarnos y de salvarnos. “Sed justos” dice el Señor. “Sedientos todos, acudid por agua. Venid los que no tenéis dinero, comprad y bebed sin pagar” (Is 55,1). Nos invita al baño purificador, a la salvación, a la iluminación... Los santos del Señor heredarán de la gloria de Dios y de su poder “una gloria que ni el ojo vio, ni el oído oyó, ni el hombre puede pensar” (1Co 2,9).


Vosotros tenéis esta promesa divina de la gracia y, por otra parte, habéis escuchado las amenazas de castigo: son los dos caminos por los que el Señor salva... ¿Por qué tardamos? ¿Por qué no acogemos su don escogiendo el mejor?...  “Mira, hoy pongo delante de ti la vida y el bien, la muerte y el mal (Dt 30,15). El Señor intenta hacerte escoger la vida; te aconseja como un padre...


¿A quién dirá el Señor: El Reino de Dios está en vosotros” (Mt 5,3)? Está en vosotros si lo deseáis, cuando habréis escogido a favor de Dios. Está en vosotros si queréis solamente creer y seguir lo esencial de su mensaje, tal como los Ninivitas escucharon el mensaje del profeta y obtuvieron, gracias a su sincero arrepentimiento, una buena salvación, en  lugar de la ruina que les amenazaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario