14 may. 2014

Ante la Adversidad



Ante la adversidad

Niño Jesús: Tú eres el Rey de la Paz, ayúdame a aceptar sin amarguras las cosas que no puedo cambiar.

Tú eres la fortaleza del cristiano; dame valor para transformar aquello que en mí debe mejorar.

Tú eres la sabiduría eterna; enséñame en cada instante como debo obrar para agradar más a Dios y hacer mayor bien a las demás personas. Te lo suplico, por los méritos de tu infancia a Ti que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

2 comentarios:

  1. SENOR DAME LA SERENIDAD QUE A VECES PIERDO
    DAME EL DON DE PERDONAR PARA AQUELLAS
    PERSONAS QUE ME OFENDE
    SENOR GUIAME Y CUIDAME EN LOS MENESTERES
    QUE VOY HACER.

    ResponderEliminar
  2. Questa sera m'inginocchio Signore
    Ti racconto la mia giornata,
    E nel Tuo silenzio mi pacifico♥

    ResponderEliminar