12 mar. 2014

Somos felices cuando ponemos en Dios nuestra confianza como niños.


No hay comentarios:

Publicar un comentario